lunes, noviembre 23, 2009

Inmensidad



En uno de sus libros, Stephen King comentó acerca de la necesidad que tiene el ser humano de dejar huella a su paso.  De hacer el monumento "más" grande, el libro "más" extenso, la carrera "más" larga, la obra "más " bonita... "más", "más" y "más".

Me pregunto si eso se deberá al hecho de que somos conscientes de que nuestra vida representa un instante en la inmensidad del tiempo y tendemos a compensar esa pequeñez con grandes hazañas.


Y dicen que los grandes hombres hacen grandes cosas, pero en realidad las cosas pequeñas son parte de un proyecto igual de grande.

Por que encuentro, en la música, una forma de dejar huella, de ser portadores de cultura, de perpetuar el arte y pasar el conocimiento a la siguiente generación...

¿Es, o no es, una forma de trascender?

Y posiblemente nuestro nombre no aparecerá en los libros de historia, pero sabremos que contribuímos a crear un mundo, "más" artístico, "más" humano, "más" noble... "MEJOR"

Por eso este post se lo dedico a todos mis amigos músicos, en su día.  Especialmente a Alan, pianista, pieza clave en la realización de uno de mis sueños más guajiros, alguna vez clasificado como imposible.

Para Alan, quien estos días se convirtió, para mi, en una extensión de la mano de Dios.

Gracias amigo :)

2 comentarios:

Vir dijo...

que lindo lo que escribiste y la dedicación a tu amigo

si fuéramos conscientes de la inmensidad tal vez no daríamos cuenta lo efímero de nuestra existencia

beso clau

Blue dijo...

que tan boniitoooo!!

ese Alan como que derepente mas se agradece tenerlo cerca no??

tanto tiempoo!!

RECUPERABLEE!!!

te kiero mil amigaa!!

.

La música es pasión, es vida