domingo, enero 08, 2006

domesticar...

...
-¡Domestícame..., por favor! -dijo el zorro

-Quisiera hacerlo -respondió el principito-, pero no dispongo de tiempo. Además he de buscarme amigos y conocer muchas cosas.

-Sólo se conocen bien aquellas cosas que se domestican -dijo el zorro-. Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada; compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existe ningún comerciante de amigos, los hombres ya no tienen amigos. Si quieres tener un amigo, ¡domestícame!

-¿y qué hay que hacer? -dijo el principito

-Hace falta ser muy paciente -respondió el zorro-. Primero te sentarás en la hierba, un poco retirado de mí, yo te miraré de reojo y tú no dirás nada. Las palabras son fuente de malentendidos. Pero cada día te podrás sentar un poco más cerca...

"El principito"... A. de Saint-Exúpery

4 comentarios:

cecy dijo...

Me llamó la atención eso de que las palabras son fuente de malentendidos, pero nos acercan más. mmmmmmm, sí, por eso es bueno hablar, hablar y hablar, la comunicación es lo mejor en todas las relaciones y cuando algo no está claro hay que volver a hablar.

Anónimo dijo...

es un gran ejemplo de como sembrar cariño y afecto.... aunque no siempre tenmgamos tiempo ...aveces ni para mirar al projimo o a uno mismo..es solo que es nesesario aserlo pa no caer en una vida vagabunda y solitaria...

con cariño grandote: peloZ

ivonne (vakita) dijo...

una vez escuché "sus acciones son tan fuertes que no me dejan escuchar sus palabras".

ALGUNAS VECES... las palabras simplemente salen sobrando ;).

clau dijo...

jajajajajaja, si ivonne

tu sabes eso mejor que nadie

JAJAJAJAJAJAJA

quen la quele?

.

La música es pasión, es vida