sábado, enero 14, 2006

En la antesala de la muerte

Esperando nerviosamente se encontraba la muchachita... sentada solitaria escuchando cada ruido proveniente del espacio que la rodeaba. Cada paso, cada palabra, el sonido que hacían las demás personas que esperaban con ella podría haber parecido interesante, pero ella estaba concentrada en lo que tenía que hacer. Repasaba lenta y minuciosamente las líneas que tan cuidadosamente había estudiado y memorizado, cada nota, cada compás, cada silencio. Sus pies se movían lentamente al ritmo de la música que pasaba por su cabeza. Un error y se detenía súbitamente. Frotaba sus manos con nerviosismo, repasaba la frase un par de veces más y volvía a comenzar.

Y es que verdaderamente había un problema... había olvidado su más valioso material en casa... su única arma contra el cruel destino que le esperaba... no sabía si alguien podría hacerle el favor de prestarle uno parecido, pero decididamente no había que confiarse...

El momento llegó... se levantó de su solitario lugar, se acomodó el pantalón (que se le estaba cayendo por falta de cinto, jajajajaja) y agarró valor para presentar su examen de coro, jajajajajajaja

Cuidense, besos

Chely

3 comentarios:

Anónimo dijo...

de por casualidad no le paso a una tal clau??? jeje
k osocidad... me gusto much... pero que le paso ..... hizo mimos?
paso el examen=?= peliux

ivonne (vakita) dijo...

que se te olvidó mensa!!!!! jajaja, yo pensé que sería el examen de violín y lo habrías dejado en la casa, pero no se me ocurre qué se te puede haber olvidado para el examen de canto.

Cecy A. de Rico dijo...

¡¡¡¡Pobrecita!!!!, suerte para la próxima

.

La música es pasión, es vida