miércoles, junio 07, 2006

hace mucho

Hace mucho tiempo una vieja amiga llegó conmigo con un pequeño regalo

No era mi cumpleaños, ni navidad... nisiquiera había hecho yo algo por ella, que ameritara un regalín

Total que al abrirlo me dijo:

"cuando lo ví me acordé mucho de tí... y no pude evitar comprarlo... "

no puedo describirles el gusto que me dio... no se... la alegría y la gratitud que sentí con esa linda amiga mía que se había acordado de mi

Así que desde ese entonces decidí que si alguna vez veía algo que me recordara a alguna persona que formara parte de mi vida, y pues si tenia la oportunidad de comprarlo pues nada me costaba dar esos pequeños detalles.

Muchas veces me detuve por no saber como iba a tomarlo la persona en cuestión que recibiría el regalito

pero pues, de ahora en adelante, trataré de no fijarme en eso

jajajajajajaja

y empezamos bien :D

2 comentarios:

Raúl dijo...

acostumbro mucho a pensar de esa manera, siempre llega un momento en que deplano dices, esto es para ella! o algo asi.

jajaja aunk eh tenido anecdotas de ocaasiones en que se kedan con cara de what?? xD

clau dijo...

si si, a mi me ha pasado igual, luego por eso se detiene uno de tener detalles con la gente, jajajajajaja

pero siempre es muy agradable ver que a alguien le brillen los ojos de la emoción de algo que no esperaba

que se divierta como niño chiquito con juguete nuevo

No puedo describir la alegría que siento cuando eso pasa

Es... lo mas grande...

y si, vale la pena :D

.

La música es pasión, es vida